Skip to content
Seguridad del paciente, clave para enfrentar eventos adversos.
Seguridad del paciente, clave para enfrentar eventos adversos

Seguridad del paciente, clave para enfrentar eventos adversos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS, hasta 4 de 10 pacientes a nivel mundial sufren daños en la atención en salud primaria y secundaria y más del 80 % de ellos se pueden prevenir.

Una manera de hacerlo es el componente de seguridad del paciente, un proceso que en la actualidad es una prioridad global y clave de la calidad en la atención en salud para brindar servicios y cuidados que permitan evitar los llamados eventos adversos que impactan a las instituciones de salud desde los campos jurídicos, económicos, sociales e incluso mediáticos. 

Pero qué es un evento adverso y cómo se relaciona con la seguridad del paciente. En este artículo hablaremos sobre estos conceptos claves para las instituciones de salud. 

Evento Adverso (EA)

En la clasificación Internacional de Seguridad del Paciente, se define el evento adverso como un incidente imprevisto e inesperado que surge como consecuencia de un tratamiento o una complicación médica que da lugar a una hospitalización prolongada, a una discapacidad o a ambas cosas. En conclusión, es aquel incidente que genera daño en el paciente después de que este ingresa a una institución de salud. 

Es importante destacar que en cualquier escenario clínico se pueden presentar eventos adversos, de ahí la importancia de la calidad de atención de la institución en salud y la seguridad del paciente. 

Dichos eventos adversos se pueden categorizar de acuerdo a la tipología de la problemática que los originó. Estos son los más comunes a nivel global de acuerdo con la Clasificación Internacional de Seguridad del Paciente: 

  1. Administrativos: Eventos adversos relacionados con la documentación del paciente: etiquetas, pulseras de identificación, tarjetas, documentos ausentes o retraso en su disponibilidad, documento o historia clínica de otro paciente. 

    Se relaciona también con errores o problemas en el relevo del equipo asistencial, en las citas, listas de espera, ingresos y altas, identificación del paciente, consentimiento, datos incompletos o inadecuados, proceso o servicio erróneo. 

  2. Procedimientos clínicos: Se relaciona con los problemas de diagnósticos o de evaluación, errores en el procedimiento/tratamiento/intervención o la no realización cuando estaba indicado, procedimiento en paciente erróneo, parte/lado/lugar del cuerpo erróneo, retraso en el diagnóstico, no empleo de pruebas adecuadas, conducta no adecuada para el resultado de las pruebas complementarias.

  3. Cuidados hospitalarios: Situaciones originadas por infecciones de heridas, sondajes, prótesis, cáteres, entre otras. 

  4. Medicación: Los errores de medicación son los más frecuentes en la atención médica hospitalaria.  

  5. Incidentes relativos a otros tratamientos: Se relacionan con errores vinculados con sangre o productos sanguíneos, con aspectos de la nutrición, con oxígeno/gases/vapores.

  6. Comunicación: Se originan por fallas de comunicación e interpretación entre el personal de salud y el paciente, pero también entre los diversos miembros del equipo sanitario. 

  7. Deficiencias diversas: Problemas originados por infraestructuras, instalaciones, dispositivos, equipos médicos.

  8. Recursos o gestión de la organización: Adaptación de la gestión de la carga asistencial, disponibilidad e idoneidad de camas o servicios, de recursos humanos y materiales, correcta organización de equipos y personas, disponibilidad e idoneidad de protocolos, políticas, procedimientos y directrices. 

La seguridad del paciente, clave para calidad en salud:

A nivel mundial, la seguridad del paciente durante la prestación de servicios de salud es clave para fortalecer los sistemas de atención y evitar lesiones irreversibles o la muerte de muchos pacientes, pero también para reducir el impacto en costos relacionados con algún daño. Su inversión puede ser mucho menor que los gastos económicos y sociales que generan los efectos adversos a muchos pacientes. 

Igualmente, la seguridad en el paciente garantiza la calidad de la salud mejorando la eficiencia de los sistemas de atención y la confianza en los sistemas de salud. 

Daruma se ha especializado en sistematizar los puntos críticos de la seguridad del paciente para transformar la cultura de las instituciones que prestan servicios de salud, logrando que cada vez más personas reporten los incidentes y mejoren sus prácticas en beneficio de los pacientes.

¿Ya conoces la solución de Daruma para el sector salud? ¡Contáctanos y salva más vidas con Daruma!

Compartir post en:

Entradas relacionadas

Filtrar por: