Skip to content
Mitos de un Sistema de Gestión de Calidad.
Mitos de un Sistema de Gestión de Calidad

Mitos de un Sistema de Gestión de Calidad

La calidad convive cada día más con la vida empresarial. Sin embargo, muchas compañías aún le tienen miedo a la implementación de un Sistema de Gestión de Calidad debido a mitos y concepciones erróneas que se han generado en los últimos años. 

Sin embargo, para alcanzar grandes metas en una empresa es necesario fomentar una cultura de la calidad, que permita a las organizaciones tener una mejora continua y un crecimiento en su competitividad. 

Aunque es cierto que implementar un Sistema de Gestión de Calidad es un proceso que requiere compromiso y esfuerzo, asumirlo y perder el miedo es un paso a recibir múltiples beneficios. Recuerde que el mayor enemigo del éxito son las excusas. 

En este artículo traemos algunos de los mitos clásicos respecto a los Sistemas de Gestión de la Calidad enfrentados a la realidad de sus procesos. 

Mito 1: Moda 

La calidad tiene más de 4.000 años y hoy por hoy se sigue reinventado. Tener un Sistema de Gestión en la actualidad es un elemento vital para simplificar muchos procesos de las organizaciones. 

Mito 2: Costoso 

Lo costoso realmente es no establecer procesos, generando un aumento de los costos por trabajos mal realizados, métodos de trabajo dispendiosos, mala planeación, entre otros. 

Lo costoso realmente es olvidarse de mejorar y economizar en la gestión de calidad. 

Mito 3: Aumento de trabajo para los empleados

Se cree que por implementar un sistema que requiere cargar documentos regularmente en una plataforma que no habían manejado antes es trabajo extra.

Realmente cuando se adquiere un Sistema de Gestión de Calidad podrán organizar su gestión y gestionar procesos de manera más rápida y eficiente.

Mito 4: Más papeleo

No se puede pensar que un Sistema de Gestión de la Calidad es solo papeleo porque en realidad, y de forma simple, supone indicar en papel todos los procesos y pasos que en la vida real de la empresa se realizan. 

Un Sistema de Gestión de la Calidad va permitir el control de estos papeles o documentos para ayudar a la mejora continua de la organización y a su eficiencia y eficacia en la gestión. 

Mito 5: Mi cliente ya está satisfecho 

Una situación peligrosa es caer en la aceptación del mal trabajo realizado. El hecho de no conocer la opinión de un cliente insatisfecho, no significa que no haya ocurrido. 

Un Sistema de Gestión de Calidad no solo permite hacer una mejora continua y en tiempo real de los productos y servicios; también le permitirá competir en el mercado bajo mejores condiciones, lo que traerá mejores resultados en los bolsillos de un empresario. 

Mito 6: Mi empresa es pequeña 

Aunque muchos gerentes se resistan, los beneficios de un SGC bien implementado, es mucho más beneficioso para una PYME que para una gran corporación, ya que la mayoría dependen más de sus clientes y la satisfacción del producto o servicio recibido.

Mito 7: Solo es calidad 

La gente tiende a pensar que la gestión de la calidad sólo implica estar preparados para las auditorías y que todos los procesos cuenten con un documento que los respalde. 

La verdad es que la calidad les compete a todos, no importa el cargo o área. Es importante generar consciencia en los colaboradores sobre cómo impactan sus procesos en los objetivos de calidad, estrategia y mejoramiento, y así la transición a un SGC se dará de manera natural y para nada agresiva. 

¡Elimina los mitos y has de la calidad una realidad en tu organización! ¡Contáctanos!


Compartir post en:

Entradas relacionadas

Filtrar por: