Skip to content
El enfoque en humanización desde la acreditación en salud.
El enfoque en humanización desde la acreditación en salud

El enfoque en humanización desde la acreditación en salud

La Real Academia Española define la palabra humanizar como el “Hacer humano, familiar y afable a alguien o algo” y su uso debería aplicarse en todos los campos de la vida cotidiana, sin embargo, en el sector de la salud es indispensable para la acreditación y la calidad. 

La humanización en la salud tiene como objetivo velar por preservar la vida humana, cuidar la salud, respetar los derechos en la vulnerabilidad de la enfermedad y la dignidad de las personas. No obstante, aunque el tema es relevante en Colombia, la atención y asistencia no logra plenamente la humanización de sus servicios. 

El sistema colombiano de salud ha estandarizado y buscado la humanización de la salud como un tema de acreditación determinando programas y políticas generales que se deben estructurar e implementar en las instituciones hospitalarias como eje temático de calidad. Dichos lineamientos requieren que los procesos de gestión administrativa vinculen la humanización como tema en la planeación de directrices estratégicas para mejorar el servicio. 

Es así como la humanización se convierte en una política institucional para dar una atención de calidad y responder a las necesidades de usuarios y trabajadores con el objetivo de generar una cultura práctica de cumplir con los estándares. 

De ahí la importancia de preparar a los profesionales en salud para la concientización y sensibilización con respecto a la atención de los usuarios, que debe realizarse en el contexto de la ética y los valores, de este modo se pretende atender al paciente y suplir sus necesidades a nivel físico, emocional, intelectual y social. 

Bajo esta visión, la acreditación en salud ha ido avanzando y cada vez más instituciones de salud reflexionan sobre aspectos puntuales de la humanización y se rige en la actualidad bajo los lineamientos nacionales de humanización incluidos en el Sistema Nacional de Salud desde el 2004, que incluyeron algunos aspectos clásicos del enfoque interpersonal de la humanización, como el desarrollo de la declaración de deberes y derechos de los pacientes, el consentimiento informado real, el aislamiento en condiciones de respeto de la dignidad humana, la privacidad en los espacios y el respeto de la desnudez de los pacientes, así como el apoyo espiritual y emocional al paciente y el abordaje de la familia del usuario, con información que contribuya a reducir la angustia y el drama de la enfermedad, entre otros temas. 

En este sentido, la tercera versión del manual de acreditación en salud nacional propone 3 puntos concretos para la humanización de la salud en Colombia: 

1. Política de humanización:

Los servicios de salud deben comprender al ser humano como un ser integro (biológico, psicológico, social, cultural, ambiental). También como un ser de sensaciones, deseos, miedos y cuya vida transcurre en diferentes entornos. 

2. El resultado que espera una institución cuando tiene un enfoque humanizado:

En este ítem se espera que durante su atención, los pacientes sean respetados en sus derechos, conozcan sus deberes, reciban atención sin discriminación, en tiempo razonable, sin interrupciones y de acuerdo con su condición o enfermedad. 

Igualmente, que la atención al paciente y su familia se realice de forma congruente y que el plan de cuidados y tratamiento del paciente incluya condiciones adecuadas de seguridad, respeto a sus derechos, y se emprendan acciones de educación en su enfermedad. 

3. Abordaje transversal de humanización en los estándares:  

Este punto reúne una serie de estándares para la humanización de los pacientes: 

Estándar 1: Derechos y deberes de los pacientes.

Estándar 2: Participación en investigaciones .

Estándar 11: Elección de profesional tratante.

Estándar 28: Consejería y apoyo emocional al usuario y su familia (abortos, experiencia de la cirugía, aspectos éticos como muerte cerebral, retiro de sistemas de soporte vital, decisiones de no tratamiento y no reanimación). Análisis de gustos y preferencias del usuario respecto de la dieta y oferta de alternativas. Actividades lúdicas. Apoyo espiritual. Garantía de personal necesario para brindar atención oportuna tanto en el horario diurno como nocturno, fines de semana y festivos.

Estándar 31: Consentimiento informado.

Estándar 32: Confidencialidad de la información del usuario. 

Estándar 113: La organización promueve, desarrolla y evalúa estrategias para mantener y mejorar la calidad de vida de los colaboradores.


¿Ya conoces la solución de Daruma para el sector salud? ¡Contáctanos y salva más vidas con Daruma!

Compartir post en:

Entradas relacionadas

Filtrar por: