Skip to content
5 consejos para reducir los riesgos en seguridad de la información de tu empresa.
5 consejos para reducir los riesgos en seguridad de la información de tu empresa

5 consejos para reducir los riesgos en seguridad de la información de tu empresa

Pon en práctica las siguientes recomendaciones para garantizar la seguridad de tus activos de información.


La seguridad de la información es uno de los pilares fundamentales para garantizar el buen funcionamiento y la mejora continua de una organización, según lo plantea la ISO 27001. Es por esto que las empresas deben asegurar que su información cumpla con tres factores importantes: en primer lugar, está la confidencialidad, es decir, que solo quien tenga permitido visualizar determinada información sea quien efectivamente está accediendo a ella. La segunda, la integridad, que consiste en que los datos se mantengan sin alteraciones erróneas o malintencionadas, esto busca que los datos sean precisos y completos todo el tiempo. Un ejemplo de una alteración a la integridad es cuando algún empleado por error elimina datos de un proceso importante para la compañía. Por último, está la disponibilidad que permite que las personas accedan a la información a la que tienen autorizada, cuando éstas lo requieran y sin complicaciones. La disponibilidad suele afectarse debido a factores cotidianos como fallos en la red, el servicio de energía o falta de actualización del sistema, pero también pueden presentarse otros incidentes de mayor complejidad que la vulneren.

Entonces ¿cómo podemos minimizar los riesgos en la seguridad de la información de nuestra empresa?

Existen diversos factores que se pueden mejorar para garantizar un menor riesgo en nuestra organización. Estas medidas pueden ir desde refuerzos y evaluaciones a nivel de software y hardware hasta incluir elementos de la ingeniería social. A continuación, te dejamos algunos:

1. Analiza la seguridad de tu red corporativa:

Las pruebas de Ethical hacking pueden darnos una idea de qué tan expuesta está nuestra organización a ciberataques desde el exterior. Éstas pruebas las puede realizar una compañía experta o el departamento de tecnología de nuestra organización. Es importante saber que quien realice este procedimiento debe contar con la experiencia y recursos necesarios para así conocer realmente cuáles son las amenazas críticas y qué tipo de daño se produciría si se da el ataque. Así que, realizar esta prueba con un equipo capacitado asegura que en el siguiente paso se realicen las estrategias correctas para remediar dichas amenazas.

2. Evita los insiders:

Existen otros riesgos de ciberataques que podrían venir desde dentro de nuestra organización, a estas personas se les denomina insiders. Este grupo está compuesto por tres tipos de personas: empleados, terceros (proveedores, contratistas o socios comerciales que tienen acceso a la red corporativa) y exempleados. Conocer los motivos que llevan a  estas personas a convertirse en filtradores de información es importantísimo para evitar y estar alerta ante cualquier comportamiento sospechoso.

Los motivos pueden ser variados, pero los más comunes suelen ser: espionaje corporativo, que se da cuando uno de nuestros empleados es reclutado por la competencia para suministrar información sensible de nuestra organización. Además, ello puede estar ligado al interés que tiene la persona de obtener una compensación económica. Otras razones que podemos encontrar en los insiders son los empleados, que más allá de una compensación económica, están descontentos o sienten que la organización ha sido injusta con ellos y por eso no le deben su fidelidad o lealtad, así que, por lo general, planean ataques o filtran información sensible que pone en riesgo las labores de la organización.

3. Capacita en seguridad de la información a tus colaboradores:


Capacitar a nuestros colaboradores en seguridad de la información puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza. Hacerles saber que deben evitar conectarse con los equipos de la compañía a redes públicas o, en el caso del home office, compartir los dispositivos con otros miembros de la familia evita que la red corporativa pueda sufrir infiltraciones de malware que ponen en riesgo la seguridad de la información.

4. Gestiona cuentas y contraseñas seguras:


Prestar especial atención a la gestión de cuentas y contraseñas, pues debemos apelar siempre al uso de contraseñas complejas y que sean cambiadas con regularidad, ya que esto evita que sean susceptibles a los perfilamientos de hackers que quieren obtener información sensible de nuestra compañía.

5. Divide la información:


Dejar que solo una persona tenga acceso a toda la información sensible no es muy buena idea. Así que, dividir la información entre varios colaboradores es una buena practica que minimiza los riesgos y evita la filtración de toda la información sensible de tu organización.

Contar con plataformas seguras puede ser otra acción determinante para preservar la seguridad de la información. Por eso, Daruma te ofrece un sistema integrado para gestionar la documentación de los procesos, que te permite definir los roles de acceso, llevar un control de los cambios, generar alertas y notificaciones y mantener la información centralizada y disponible para la organización de manera segura.

¡Conoce cómo gestionar la información de tu organización de manera segura con Daruma! Contáctanos

Compartir post en:

Entradas relacionadas

Filtrar por: