Skip to content
Auditorías de control interno.
Auditorías de Control Interno

¿Cómo lograr el éxito en las auditorías de control interno?

Las auditorías de control interno han sido diseñadas como una herramienta clave para que cualquier organización de naturaleza privada o pública pueda cumplir sus objetivos, evaluar la gestión corporativa y analizar sus procesos internos. También, le permite encontrar inconsistencias operacionales previniendo fallas, violación a principios o normas contables, fiscales o tributarias. 

En pocas palabras, el control interno evalúa las actividades y métodos de una organización con los siguientes objetivos: 

  1. Mejora continua de la organización

  2. Evitar contingencias futuras

  3. Proteger activos y ahorrar recursos

  4. Reducir errores

  5. Cuidar sistemas de información

  6. Cumplir los objetivos y metas de la organización

  7. Control de la información financiera y administrativa

  8. Desmitificar fraudes y errores que afecten el patrimonio. 

Sin embargo, y aunque las auditorías de control interno son claves para las organizaciones, tienden a ser una pesadilla o un proceso tortuoso para muchos colaboradores y funcionarios. 

En este artículo les dejaremos algunas estrategias para afrontar de manera natural y exitosa este tipo de auditorías. Es importante señalar que las actividades de control interno de cada organización son únicas para ella y sus particularidades.  

  1. Planeación y segregación de funciones

Para una auditoría de control interno exitosa, es importante que cada organización cuente con una planeación y un control de los procesos de cada una de las  áreas que la conforman (nómina, administración, contabilidad, ventas, carteras, etc.). Al tener estos procesos claros se puede analizar el impacto que tienen en el logro de objetivos de la organización y permite detectar fallas y resolverlas. 

  1. Motivación, capacitación y comunicación

El éxito de una organización está cimentado en su capital humano. De ahí la importancia de preparar a tus trabajadores en el proceso comunicando, motivando y sensibilizando sobre lo que se quiere hacer, la importancia de la auditoría y los beneficios de esta. 

Capacitar y enseñar sobre la organización permite involucrar a los trabajadores en el crecimiento y desarrollo de esta pero también le permite a las directivas y líderes de equipo conocer sus necesidades y hacer de ellos personas motivadas y orgullosas de hacer parte de la empresa. 

Crear actividades de motivación, se convierte en una herramienta para que el trabajador sea feliz, aporte al proceso de control interno, se esfuerce por mejorar y pueda mostrar ofrecer mejores resultados. 

  1. Revisar información, procesos y proyectos de cada área

Con sus colaboradores motivados y dispuestos a hacer parte del proceso de auditoría, se recomienda entrar a la fase de revisar los procesos, manuales y proyectos para hacer seguimiento sobre cómo operan y cuál es su impacto en la organización. 

En este paso, las empresas pueden apoyarse en los líderes de área y recolectar información a través de estrategias como entrevistas, organigramas o cuestionarios. Existen diversas metodologías para hacerlo. 

Esto permitirá evaluar y hacer seguimiento de las estrategias e impacto, revisando si se está cumpliendo con los objetivos de la entidad y establecer acciones para actuar frente a los resultados positivos o negativos. 

  1. Tomar acción 

Una vez revisados los procedimientos para hacerlos más eficientes, es necesario analizar los pasos que no son necesarios, eliminar procesos repetitivos y abrir vías a la comunicación para tomar acción y corregir errores. 

Una vez se detectan errores o reprocesos será mucho más fácil tomar acciones correctivas e implementar procedimientos de gestión que permitan lograr las metas y objetivos de la organización.

  1. Implementación

Es necesario implementar todos los procesos analizados y revisados para garantizar el cumplimiento de las actividades que se desarrollan en la organización, tener un responsable que haga seguimiento continuo de la calidad y tomar así acciones correctivas finales. 

  1. Autoevaluarse

Construir positivamente y autoevaluarse ayuda a identificar las deficiencias antes de una auditoría de control interno e implementar estrategias más efectivas. 

Recuerde que una auditoría de control interna es una herramienta para prevenir errores, por eso es importante adoptar cambios positivos y crear una cultura que anime a los empleados y directivos a innovar. ¿Estás listo para la auditoría de control interno? 

¡Descubre las herramientas que te brinda Daruma para alcanzar el éxito en las auditorías!
No esperes más para adquirir el software

Compartir post en:

Entradas relacionadas

Filtrar por: