México también le apuesta a la Seguridad del Paciente

“La manera correcta y en el momento oportuno por personas con las competencias necesarias”. 

Garantizar la seguridad de los pacientes es uno de los objetivos fundamentales de las entidades prestadoras de servicios de salud, basándose en el registro, análisis y prevención de fallos que puedan provocar eventos adversos para los pacientes y los profesionales que los atienden.

Es por este motivo que el Sistema Nacional de Certificación de Establecimientos de Atención Médica de México (SiNaCEAM) ha diseñado un modelo que fomenta el desarrollo de una cultura de calidad y seguridad, que evite al máximo la ocurrencia de errores humanos que nada tienen que ver con las patologías específicas de los pacientes.

El Modelo de Seguridad del Paciente propone estándares para la implementación de procesos seguros dentro de las instituciones, las cuales deben ser consideradas como un “todo” donde cada actor está involucrado y es parte fundamental de los resultados de la atención.  Estos estándares se agrupan en: acciones básicas de seguridad; sistemas críticos como el manejo de medicamentos o la prevención y el control de infecciones; la mejora de la calidad y la seguridad del paciente; la atención referida al acceso, los derechos, los diagnósticos entre otros servicios; y la gestión de la organización en sus áreas de comunicación, información, gobierno, liderazgo y dirección.

Los principios básicos de este modelo son: 

  • La implementación de parámetros de seguridad que ayuden a prevenir los eventos adversos.
  • El trabajo sistemático e integrado de los profesionales de la organización para el análisis y la toma de decisiones.

Con este enfoque proactivo y reactivo, la implementación del modelo promueve que en la atención médica se valore el factor humano y la capacidad de sus profesionales para implementar buenas prácticas, logrando mejores resultados en la institución, los pacientes, sus familias y la sociedad.

Alcances:

El SiNaCEAM a su vez cuenta con subsistemas de certificación en campos como:

  1. Certificación de establecimientos de atención médica.
  2. Investigación y desarrollo de indicadores, métodos y estándares de evaluación de calidad.
  3. Fortalecimiento permanente de evaluadores.
  4. Articulación de SiNaCEAM con otras instituciones y organizaciones.
  5. Información, transparencia, difusión y promoción.
  6. Retroinformación y continuidad de objetivos y metas.
  7. Ética.

Instituciones:

A partir del 2012 este modelo integra, además de hospitales, a unidades de hemodiálisis, clínicas de atención primaria y consulta de especialidades y a establecimientos ambulatorios de rehabilitación, abarcando cada vez más servicios de salud.

El modelo de certificación del SiNaCEAM constituye el marco normativo fundamental de la política nacional, que aporta al fortalecimiento de la cobertura y la calidad del servicio de salud, bajo la premisa: “la manera correcta y en el momento oportuno por personas con las competencias necesarias”, para garantizar un entorno más humano y equitativo para las organizaciones, sus integrantes y los pacientes.

A través de la integración del enfoque de calidad y el modelo del SiNaCEAM, Daruma permite visualizar acciones preventivas, correctivas y de mejora, teniendo en cuenta los riesgos latentes de las instituciones para mitigarlos y reducir la ocurrencia de eventos adversos, logrando una cultura de reporte de los mismos en el marco de la seguridad del paciente con una mirada importante hacia el factor humano. 

Con Daruma promueva la conexión de las personas con una auténtica cultura de seguridad del paciente.

Deja un comentario