Cuáles fueron los Principales cambios a la Norma ISO 9001:2015

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El objetivo de la actualización de la Norma ISO 9001 es asegurar la pertinencia de los modelos de negocio actuales y su adaptación a las nuevas tecnologías. La Norma ISO 9001 ofrece herramientas de gestión que permiten definir las políticas empresariales y los objetivos de calidad de las empresas, monitorear y medir el desempeño de sus procesos y las características de los productos, y fomentar la mejora continua dentro de la organización.

En este artículo se explicarán las principales novedades de esta norma que las empresas deben considerar para realizar una transición exitosa en los puntos concretos que se han mejorado.

El concepto de riesgo toma relevancia

En anteriores ediciones de la norma ya se establecían requisitos que tenían un claro como prevención. Sin embargo ahora se adopta un pensamiento basado en los riesgos incluídos dentro del propio enfoque de los procesos. De esta forma, la Norma ISO 9001:2015 promueve la identificación de los riesgos y oportunidades que puedan afectar negativa o positivamente en el alcance de los objetivos y resultados previstos, y que la empresa se ha propuesto como objetivos. La norma habla tanto de riesgos como de oportunidades ya que no debemos limitarnos a considerar a los riesgos como negativos. En cuanto a la forma en que se debe adaptar la gestión del riesgo en los sistemas de gestión de las empresas, la norma no indica ningún requisito concreto, por lo que queda a la elección de cada organización.

La importancia de la alta dirección sube de nivel 

La alta dirección siempre ha jugado un papel relevante en los sistemas de gestión, sin embargo, la nueva actualización introduce el término de liderazgo, y con ello se le ha otorgado más importancia a la labor que realiza para llevar a buen término el sistema de gestión de calidad y para promover su mejora continua.

La alta dirección debe añadir a sus funciones una labor de comunicación dirigida hacia sus clientes, proveedores, y personas interesadas con la intención de dar a conocer los resultados del sistema de gestión de la calidad, y de garantizar el alineamiento con la estrategia de la organización  para alcanzar las metas marcadas en conjunto.

El contexto toma relevancia

La Norma ISO 9001:2015 conoce la influencia que la legislación, la competencia, las expectativas de los clientes, la realidad socioeconómica, etcétera tienen sobre la empresa, logrando así tener presentes todos los factores que condicionan las actuaciones y decisiones que la organización puede tomar en el presente y el futuro. Además, los factores internos como los métodos de trabajo, los contratos laborales, el clima laboral, etcétera también cobran importancia.

Una visión de la empresa más actual 

La Norma ISO 9001:2015 toma una serie de valores que definen a las empresas líderes de los distintos sectores para que contribuyan al crecimiento de todas las organizaciones y a la mejora de sus posiciones en el mercado.

De esta forma, se da una gran relevancia a la formación y al conocimiento como un activo más de la empresa que va a repercutir positivamente en todos sus procesos y en el resultado final.

Los trabajadores ya no son vistos como un recurso más o como un medio para lograr el producto y/o servicio que se ofrece a los clientes, sino que se ha tomado conciencia de la relevancia que una buena o una mala labor representa sobre el resultado final que perciben los clientes o usuarios.

Software ISO 9001:2015

Sistematice la norma de calidad ISO 9001:2015, y si es su caso, intégrela fácilmente con otros modelos de mejora y excelencia en su organización, para reducir costos, impulsar la eficiencia y alinear los resultados hacia la toma de decisiones estratégicas.

Fuente: http://kaiku.mx/2016/03/01/cuales-fueron-los-principales-cambios-a-la-norma-iso-90012015/